A la saca

Blog Es Justo

Fin de año, día de balance y de deseos de prosperidad para el que viene.

Pero también es importante el día porque se devengan los principales impuestos. Renta, Patrimonio o Sociedades, e incluso el impuesto de Sucesiones para los deudos del que tenga la mala fortuna de despedirse hoy de este mundo.

Tributos diseñados para el mantenimiento de estructuras, en buena parte de los casos, ineficaces, ineficientes y escasamente sostenibles.

Tributos nada o poco redistributivos, basados en paradigmas económicos obsoletos.

Tributos al fin, conformadores de un sistema confiscatorio en su conjunto, que nos hace más súbditos que ciudadanos.

Pues nada, vuelta a poner el contador a cero. Desde mañana, comenzaremos a padecer los impuestos que se devengarán en 365 días.

Y así sucesivamente…

Jorge-Oswaldo Cañadas Santamaría.

May the Force be with you Princess Leia Organa

Blog Es Justo

Esta mañana leer la prensa era como despertar de una horrible pesadilla que me ha acompañado durante casi toda mi vida.

Los referendums de reforma de la Constitución y en las Comunidades Autónomas habían arrojado un resultado abrumador en favor de la disolución de estas últimas y la recentralización del Estado. Desaparecían el Senado y las Diputaciones Provinciales. Se reducía abrumadoramente el número de municipios. El Presidente del Gobierno se elegiría directamente por los ciudadanos en sistema de doble vuelta. El del Consejo General del Poder Judicial, personal y directamente por cada uno de los jueces. Se privatizaba la gestión de la mayor parte de los servicios públicos en régimen de libre competencia. Y se eliminaban muchos impuestos y reducían el resto hasta devolver al individuo la libertad de la que durante siglos se le había ido privando.

Luego he visto la viñeta del Maestro Forges publicada en El País de hoy que encabeza esta cavilación, y he caído en la cuenta de que era el día de los Santos Inocentes.

La única noticia real es otro triunfo del Lado Oscuro sobre la Fuerza, con la muerte de la Princesa Leia Organa. May the Force be with you always, Princess.

Jorge-Oswaldo Cañadas Santamaría.